¿Qué son los piojos?

Los piojos son unos insectos que viven exclusivamente en el ser humano. Hay tres especies diferentes de piojos que viven en lugares diferentes.

Pediculus capitis (piojo de la cabeza).
Pediculus corporis (piojo del cuerpo).
Pediculus pubis (piojo del pubis).

El piojo de la cabeza es un insecto que vive entre los cabellos. Tiene de 2 a 4 mm de longitud, es de color grisáceo, sin alas. Se alimenta de sangre que chupa de la piel de la cabeza cuando pica a las personas. Se reproduce rápidamente; cada hembra pone de unos cien a trescientos huevos, llamados liendres, que son de color blanco y están fuertemente adheridos a la base del cabello. Hacen falta de 7 a 10 días para que se incube el huevo y se desarrolle la larva.  La parasitosis de piojos se llama PEDICULOSIS.


La pediculosis

La pediculosis es la infestación producida por los piojos. El síntoma principal de la pediculosis producida por el piojo es el picor del cuero cabelludo, ocasionado por la irritación de la saliva que el insecto deposita en la pequeña herida de la picadura. La irritación puede ser tan intensa que, al rascarse, se pueden producir rasguños en la piel e infecciones bacterianas.

La pediculosis es corriente en escolares, sea cual sea su nivel social.

Los adultos no son propensos, actualmente, a la infestación. Se localiza principalmente en la cabeza, y en algunos casos puede afectar a cejas, pestañas y barba.


El contagio

La forma de transmisión más corriente de los piojos es el contagio directo. Además del contacto persona-persona, el uso de cepillos, peines, gorras y bufandas también es una vía de transmisión.

La infestación es muy normal entre los niños de 2 y 16 años,  y con mayor incidencia entre niños de edad comprendida entre los 6 y  12 años.

Los piojos pasan muy fácilmente de una persona (de una cabeza) a otra; por tanto, es necesario mantener medidas higiénicas adecuadas:















Se desaconseja el uso de lociones y champús como prevención por cuatro razones:

El tiempo de contacto es corto.
La concentración del fármaco es baja.
La penetración del insecticida es reducida cuando el piojo está inmerso en el agua.
Las aplicaciones inadecuadas pueden favorecer la creación de resistencias.

La presencia de piojos

Cuando el niño se rasca insistentemente o bien la escuela avisa de la presencia de piojos, podemos comprobar su infestación. Es fácil detectar los piojos. Si se inspecciona el cuero cabelludo buscándolos, a pesar del pequeño tamaño de los piojos (2-4 mm), es fácil encontrarlos; el aspecto de caspa que tienen los huevos, sobre todo detrás de las orejas, en la nuca o en el flequillo, también es fácil de apreciar.


Si parece que hay piojos, el mejor método para comprobarlo es cepillar el pelo o pasar un peine de púas finas sobre un papel blanco. Los huevos o liendres caerán sobre el papel y se verán pequeños puntos blancos. Si comprobamos la presencia de huevos muy probablemente habrá piojos.


La incidencia

Se puede decir que el aumento de las epidemias de pediculosis está relacionado con el olvido y el exceso.

Olvido: Porque hoy en día los padres no vigilan las cabezas de los niños, dando por supuesto que no habrá piojos.
Exceso: Porque cuando, ¡sorpresa!, ¡los piojos están ahí!, se empiezan a utilizar indiscriminadamente los insecticidas disponibles en el mercado, sin hacer un tratamiento sistemático y olvidando las instrucciones de las autoridades sanitarias.


Normas de actuación

Prevención del contagio a otras personas:

1. Hay que comunicarlo a las personas que conviven con el infestado o tienen contacto con él. Por tanto, hay que comunicarlo a la escuela.

2. Se tienen que desinfectar la ropa y las sábanas, los peines y cepillos, los juguetes y las alfombras y tapizados.

Ropa y sábanas: lavar a 55ºC al menos 20 minutos
Ropa que no se puede lavar: limpiar en seco o aplicar insecticida químico en polvo.
Peines y cepillos: lavar a 55ºC durante 5-10 min o sumergirlos 30 min en solución peliculicida.
Juguetes (sobre todo los de trapo): Lavar a 55ºC durante 5-10 min o sellarlos en una bolsa de plástico hermética durante 2 semanas.
Limpiar los suelos, alfombras y tapizados de la habitación. 
MEDIDAS HIGIÉNICAS:

· Revisar la cabeza de los niños, sobre todo detrás de las orejas, en la nuca y en el flequillo.

· Lavarles con frecuencia el pelo: dos o tres veces por semana.

· Peinarles diariamente el pelo. Limpiar los peines y los cepillos a menudo.

· Evitar compartir los útiles de limpieza personal.



Consecuencias de la Pediculosis

Estudios médicos han determinado las diversas afecciones que produce la presencia de éste ectoparásito conocido vulgarmente como Piojo en la salud y vida de los niños.

Entidades importantes y reconocidas de carácter nacional, como lo es
La Sociedad Colombiana de Pediatría, han determinado las consecuencias de esto produce (adjuntamos certificación). A manera de información, nos permitimos darle a conocer dichas afecciones, las cuales son nuestro propósito mejorar, al trabajar en la erradicación de ésta infestación de la vida de los niños:

Anemia: Las constantes picaduras de los piojos sobre el cuero cabelludo, causan pérdida importante de sangre, originando en el niño la disminución de niveles de hemoglobina, grandes lesiones cutáneas y síndrome anémico posterior.
Pereza:  Sueño: Son los síntomas más notorios de la anemia, dando lugar a pérdida de tiempo en los quehaceres de los pequeños pacientes.
Fatiga: Hace referencia al cansancio desmedido que acusan las personas que tienen permanente escape de sangre por múltiples causas.

Aparición de pápulas eritematosas en el cuero cabelludo: Como resultados de las lesiones que dejan las picaduras en serie, se produce una gran resequedad en las zonas afectadas, ocurriendo finalmente la descamación de la capa externa del cuero cabelludo, el debilitamiento del folículo piloso y la aparición de lesiones enrojecidas.
Prurito ó rasquiña: La inflamación que se deriva en el área de las picaduras le produce al niño una ansiedad tremenda y muchos deseos de rascarse profusamente, lo cual afecta sus relaciones interpersonales con sus compañeros y aún con sus familiares, que le rechazan por temor a contagiarse. Como resultado final de esta situación el niño se aísla por completo y adquiere un comportamiento totalmente introvertido y adquiere una baja autoestima.

OTRAS AFECCIONES: Puede aparecer febrícula, cefalea, malestar, irritabilidad, adenopatías cervicales y occipitales, sobre todo en pos auriculares cerca de la nuca y en la coronilla..
Double click here to edit this text.
Mas informacion sobre la Pediculosis,. presentacion en forma de caricatura para los niños en Español y Ingles (haz click a la foto)
¿Cuándo es una Liendre y Cuándo no lo es?  para mas informacion (Haz click a la foto)
Guerra con los Piojos...Para mas informcion (Haz click a la foto)